Recomendaciones a la comunidad escolar

¿Por qué se producen los terremotos?

Hay varias causas, pero se ha llegado “al acuerdo” que la más común tiene que ver con el movimiento de las placas “tectónicas”.

El fenómeno es así: la corteza de la Tierra está formada por 12 placas de aproximadamente 70 kilómetros de grosor (Americana, Sudamericana, Euroasiática, Africana, Antártica, Indo australiana, Filipinas, del Pacífico, Cocos, Caribe, Arabe y Nazca), las cuales se están acomodando constantemente y desde hace millones de años. Gracias a esto, se han originado los continentes y los relieves geográficos.

Generalmente estos movimientos son lentos y casi ni se sienten, pero otras veces estas placas chocan entre sí sobre un océano de magma (masa fundida, como lava) presente en las profundidades de la Tierra, lo que impide su desplazamiento y genera una acumulación de energía que en algún momento debe liberarse… ¿Cuándo?… Justamente durante los terremotos.

Las zonas donde las placas ejercen fuerza entre ellas se denominan “fallas”, que a su vez son específicamente los puntos donde con más probabilidad se originan los fenómenos sísmicos. Sólo el 10% de los terremotos suceden lejos de los límites de estas placas.

Los temblores son mucho más frecuentes de lo que creemos. Los más suaves se producen ¡cada 30 segundos! y son totalmente imperceptibles por nuestros sentidos. Los de mayor intensidad se suceden cada pocos meses.

Pero existen movimientos aún más fuertes que los temblores: los terremotos, que son, justamente, movimientos repentinos y violentos de la Tierra, causados por la brusca liberación de energía acumulada durante largo tiempo.

Esto es lo que ha sucedido el 27 de febrero de este año bicentenario en las regiones afectadas de nuestro país.

Sabemos que producto de este terremoto hemos sufrido la pérdida de innumerables vidas humanas y tantos pueblos y ciudades se encuentran devastados, en el suelo.

Por ello, quiero asegurarles, en primer lugar, que nuestro Colegio se encuentra en óptimas condiciones, ha resistido impecablemente el terremoto y por tanto todas las réplicas que se han producido.

Estamos en un lugar seguro. Sus hijos e hijas están en un lugar seguro. Esto ha sido certificado por un equipo técnico de especialistas (ingeniero y arquitecto). Para evitar riesgos requerimos que cada uno de los miembros de nuestra comunidad actúe con calma ante las futuras réplicas que serán parte de nuestra vida cotidiana en los próximos meses.

Instrucciones en caso de sismo

  • En toda circunstancia es fundamental mantener la calma. (el edificio suena y se mueve muchísimo, pero es seguro). La estructura metálica por su material suena y se mueve muchísimo, pero está firme. El movimiento es una de las características de los edificios sísmicos.
  • Si se produce un sismo en horario de clases, el curso deberá mantenerse en su sala y protegerse bajo las mesas, ya que la única amenaza concreta en nuestro establecimiento es la probabilidad de que los vidrios se rompan (aunque esto No sucedió durante el terremoto)
  • En cada sala debe haber al menos dos encargados de seguridad entre los alumnos/as que sean responsables de abrir las puertas lo que deberá hacerse al momento del sismo.
  • Del mismo modo debe haber alumnos/as responsables de cerrar las cortinas para prevenir la rotura de vidrios.
  • Cada alumno y alumna debe conocer su zona de seguridad que está publicada en las salas.
  • El sonido de la campana alertará la ocurrencia del sismo para que las personas que están en los patios accedan a las zonas de seguridad y el personal se disponga a colaborar.
  • El Comité de seguridad evaluará si es necesario evacuar y de ser así se indicará a través de un timbre largo. Si no se da la señal las salas no serán evacuadas. Se solicita no actuar por iniciativa propia para la evacuación, debe esperar la señal.
  • En caso de evacuación, no corra. Recuerde que está en un colegio y mantener la calma ayudará a los niños y niñas más pequeños a sentirse más seguros y a seguir las instrucciones.
  • En todos los recreos, todos los alumnos y alumnas deben bajar de los edificios y estar en los patios. No se debe permanecer en los pasillos, sino estar a la vista de los adultos.
  • Si se produce un sismo en los recreos, los alumnos/as deben dirigirse a las zonas de seguridad indicadas en sus salas, donde encontrarán a sus profesores acompañándolos. En todos los sectores del colegio están indicadas las zonas de seguridad.
  • Todos los pasillos deben ser utilizados en los traslados de la rutina escolar. No es un lugar de juegos, ni de paseos. Por lo tanto, deben quedar despejados durante los recreos.
  • Se estudiará en la hora de consejo de curso las medidas de prevención y las formas de evacuación. Cada curso hará la práctica de la evacuación en horario de clases.
  • En caso de sismo, los padres podrán retirar a los alumnos/as terminada la alarma. El retiro se hará desde las salas de clases y debe quedar registrado por el profesor en el libro de clases.
  • Para mayor seguridad de los niños y niñas se requerirá el carné de identidad del adulto que retira. De esta manera si se acercan varios adultos parientes del alumno/a al establecimiento, se sabrá quién hizo el retiro. Los alumnos/as solo podrán ser retirados por personas mayores de 18 años.
  • En las circunstancias actuales se requiere de la colaboración de todo el personal, el alumnado y los padres y apoderados. Por lo tanto, serán consideradas faltas graves aquellas actitudes que atenten contra las medidas de seguridad para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: